Esquí y Snowboard

Esquís
Tablas Snowboard
Botas Esquí
Pieles de foca
Chaquetas Esquí
Pantalones Esquí
Forros polares Esquí
Monos Esquí
Guantes Esquí
Calzado Après-Ski
Cascos Esquí
Gafas esquí
Máscaras Esquí
Bastones Esquí
Crampones
Polainas
Piolets
Seguridad
Raquetas y trineos
Protecciones Esquí
Ropa interior y térmica
Calcetines Esquí
Mochilas Esquí
Portaesquís
Fijaciones Esquí
Reparación esquís
9630 artículos

¿Quieres saber más acerca de nuestros productos de esquí?

En Deporvillage disponemos de una amplia gama de productos de esquí para equiparte con todo lo necesario y disfrutar de la nieve. Desde textil hasta equipación, complementos y elementos de seguridad.

El textil se divide entre capas base o primeras capas, como las camisetas, segundas capas, como algunas chaquetas térmicas y forros polares, y terceras capas impermeables, cortavientos y softshell.

¿Cómo escoger la ropa de esquí?

Primera capa

Es la primera protección que tiene nuestra piel. Su función es evacuar el sudor para mantenernos secos y evitar que la sensación de humedad haga que sintamos frío. Para esta capa, se suelen utilizar fibras sintéticas como el poliéster o el polipropileno, aunque también se utiliza la cálida lana merina. En cualquier caso, no recomendamos el algodón para esta capa porque se moja rápidamente y tarda mucho en secarse.

Así pues, las primeras capas deberán cumplir las siguientes funciones:

- Drenaje del sudor y la humedad.

- Retención del calor (en el caso de las capas térmicas).

- Transpirables.

- Antialérgicas.

En general, estas capas van ajustadas al cuerpo sin llegar a apretar para que tengamos libertad de movimientos.

Segunda capa

Es la capa que nos ponemos encima de la capa base. En este caso, son prendas que nos deben aislar térmicamente. Es decir, no nos aportan calor, sino que retienen la generada por nosotros mismos para evitar que nos enfriemos. Además, estas capas contribuyen a evacuar el sudor. Para cumplir esta función, existen una gran cantidad de fibras, tanto sintéticas como naturales, en el mercado, pero las más conocidas son Polartec y PrimaLoft.

Para escoger esta prenda, nos fijaremos en el espesor de la fibra. En especial, los forros polares que se suelen clasificar por dicho espesor (100, 200 y 300 gr/cm2). En cuanto a su ajuste, la segunda capa es más holgada que la primera para tener una buena ventilación gracias a la circulación del aire caliente generado por el cuerpo. Dicha característica mantiene el cuerpo a una temperatura apropiada.

Ejemplos de segundas capas son:

- Forros polares o Fleece (mejor utilizar los de fibras: más ligeros, más transpirables).

- Plumas (sólo a utilizar para descanso o cuando se realizan actividades muy tranquilas. La pluma retiene la humedad y no transpira).

- Chaquetas de fibras sintéticas (PrimaLoft).

Algunas de las características de estas capas son:

- Retención del calor corporal.

- Evacuación del sudor.

- Peso y volumen muy reducido.

- Repelencia al agua (no impermeables).

Tercera capa

Esta capa tiene básicamente tres funciones. La primera es protegernos de la lluvia (impermeable), la segunda, protegernos del viento y la tercera contribuir en la evacuación del sudor. Siguiendo esta distribución, las podemos clasificar así:

- Impermeables: Son tejidos que no dejan pasar la lluvia y si, además, permiten la evacuación del sudor, cumplen esta función a la perfección. La tecnología más conocida con estas características es Gore-Tex, pero cada vez más marcas están introduciendo sus propios tejidos capaces de cumplir estas características. Pese a todo, el concepto transpirable en estas capas se debe tratar con cuidado, ya que una chaqueta impermeable, si se suda mucho, siempre retendrá algo de humedad en el interior. Como características añadidas, estas membranas suelen ser resistentes a abrasiones y desgarres. Es importante que las costuras estén termoselladas para evitar que se filtre el agua.

- Cortavientos: Esta función tiene como objetivo evitar que el aire entre al interior y nos acabe enfriando. Las prendas con esta característica no son impermeables, aunque algunas están tratadas para repeler el agua. Suelen ser más transpirables que las prendas impermeables y la marca fabricante de estas prendas más conocida es Windstopper.

- Softshell: Este tipo de prendas se ha puesto de moda desde hace un tiempo. Es una mezcla entre tejido polar y membrana cortavientos. Este concepto tiene como objetivo reducir el número de capas y, por tanto, el peso añadido. No suelen ser impermeables aunque están tratadas para repeler el agua.

En esta sección también encontrarás todas las protecciones necesarias para esquiar. Desde cascos, hasta protecciones.


Marcas de Esquí y Snowboard que te pueden interesar: