Carrito

Sacos de dormir

Columbus Outdoor
Sea to Summit
Altus
Ferrino
Millet
Easy Camp
Nordisk
Outwell
Coleman
Deuter
Fjällräven
Grand Canyon
312 artículos

Acertar con tu saco de dormir puede marcar la diferencia entre una noche de descanso reparador en la montaña o pasar auténticas penurias esperando durante horas que amanezca. El saco de dormir o cualquier otra prenda no genera calor directamente, la temperatura que desprende nuestro cuerpo queda almacenado en el saco, por lo tanto, cuanto más volumen de aislamiento tenga más calor proporcionará. Uno de los factores más importantes a tener en cuenta en un saco de dormir son las siguientes: la cantidad de relleno y calidad de relleno.

El tipo de relleno del saco de dormir es un elemento realmente importante en la compra de tu saco. Podemos diferenciar entre dos tipos de aislamiento el sintético y a partir de plumas de ganso. El relleno sintético es perfecto para ir a campings o para dormir en refugios de montaña, la fibra sintética es la mejor opción por su precio competitivo. Además, en los últimos años se ha mejorado notablemente la calidad del relleno llegando incluso a aproximarse a los sacos de pluma. El relleno orgánico a partir de plumas de ganso es perfecto para expediciones alpinas de varios días y buscamos una óptima relación peso/calidez. La pluma es hasta la fecha el mejor material de relleno.

La calidad de la pluma se distingue a partir de los Cuin, esto hace referencia a una medida que compara la relación de volumen y peso. Este ensayo se realiza metiendo los mismos gramos de pluma en una probeta de una pulgada cúbica, dónde el porcentaje que ocupa en dicha probeta nos dará los Cuin de la pluma. El rango de temperaturas es un parámetro que identifica la mínima temperatura a la que nos mantendremos calientes, tomando como base que la persona dormirá con ropa de "manga larga". La sensación de frío depende del metabolismo de cada uno, y hay que tener en cuenta que los rangos varían por cada fabricante.

A día de hoy, aunque tengamos diferentes ensayos y estándares de calidad, en la práctica los fabricantes son demasiado optimistas con los límites que se atribuyen a cada modelo. Normalmente se marcan entre 3 a 4 temperaturas: máxima (no todos la incluyen), confort,límite y extrema. A grandes rasgos, siempre nos debemos fijar en la temperatura de confort, ya que nos dará una idea de la temperatura límite a la que nos podremos dormir de manera cómoda. Conviene elegir, por lo tanto, un saco con una temperatura de confort inferior a la mínima temperatura a la que esperemos dormir, si esta es superior a la esperada, siempre podrás abrir la cremallera. Tenemos que tener en cuenta que la temperatura de comfort de un hombre y una mujer es diferente por eso ellas siempre deberán elegir un saco más cálido.


Marcas de Sacos de dormir que te pueden interesar: