Cuerdas y cintas

1 de 42 de 116 artículos
  1. Página anterior
  2. 1
  3. 2
  4. 3
  5. Página siguiente

¿Quieres saber más acerca de los mosquetones y las cintas de escalada?

En Deporvillage tenemos una gran variedad de cuerdas de escalada, pero como en los otros elementos de seguridad de escalada es necesario saber cómo utilizarlas. Para ello, lo primero que debemos conocer es la certificación de las mismas, dado que cada modelo debe cumplir una normativa legal de seguridad antes de poderse vender.

Las cuerdas de escalada se pueden dividir en tres clasificaciones: las estáticas, las semiestáticas y las dinámicas. Cada una tiene un uso diferente y una subclasificación diferente e igual de importante.

Cuerdas estáticas: Se utilizan para remontar y subir pesos y nunca se deben utilizar para escalar y asegurar. Apenas se utilizan en montaña.

Cuerdas semiestáticas: Su porcentaje de elongación no supera el 5% haciendo que sean casi estáticas. Se suelen utilizar para aseguramiento en vertical y progresar en montaña. Si están bien homologadas, su diámetro va de los 9 a los 16 mm. No se utilizan para escalar, solo para remontar, una cosa que no permiten ni las cuerdas fijas ni las dinámicas. No son útiles para asegurar dado que, en caso de caída, la frenada del escalador sería brusca y repentina pudiendo causar graves daños en zonas delicadas como la espalda y las cervicales. Se dividen en dos tipos:

- Tipo A: Las utilizan los profesionales en rescates y son las más resistentes. Resisten 22 kN mediante tracción, 15 kN con nudo en asegurador de 8 y 5 caídas sucesivas con 100 kg.

- Tipo B: Se utilizan en grupos reducidos de espeleología, barranquismo y escalada de alta montaña o Big Wall. Resisten 18 kN mediante tracción, 12 kN con nudo en asegurador de 8 y 5 caídas sucesivas con 80 kg.

Cuerdas dinámicas: son las utilizadas para asegurar en escalada y alpinismo. Su alto porcentaje de elongación absorbe y amortigua la caída. Se dividen en tres tipos homologados que son importantes de diferenciar porqué cada cuerda debe ser utilizada para lo que está homologada:

- Cuerdas simples: Su uso más común es la escalada deportiva o de pared gracias a la facilidad con la que pasa por los mosquetones. Su elongación en caída debe ser del 40% en su primera caída, su elongación estática debe ser menor al 10% y la fuerza de choque máxima es de 12 kN en caída con 80 kG. Vienen con el centro marcado para saber donde doblarlas para practicar rápel y pueden estar tratadas con repelencia al agua, pero no es obligatorio. Están marcadas con un uno dentro de un círculo.

- Cuerdas para uso doble: Se utilizan en alpinismo y se deben utilizar dos cuerdas (homologadas para uso doble) para asegurarse. Su diámetro es menor que el de las simples y se utilizan alternándose en los seguros. Casi todas las cuerdas de esta tipología están tratadas con repelencia al agua por su uso en la montaña. Están marcadas con 1/2 dentro de un círculo.

- Cuerdas gemelas: De las cuerdas dinámicas son las que tienen el menor diámetro y siempre se tienen que utilizar dos cuerdas para asegurar. A diferencia de las dobles, no se alternan en los seguros: Se mosquetean las dos. Están marcadas con dos aros entrelazados.


Opiniones destacadas sobre Cuerdas y cintas

Cuerda simple Mammut Galaxy 10.0 Classic 80 m verde
Muy buena cuerda
Esta genial, duradera y buen precio
Angela, el 28 de febrero de 2018
Cuerda simple Mammut Gravity 10.2 Classic 70 m azul
Muy buena cuerda aunque pesada
buena cuerda aunque pesada. Muy agradable de tacto y uso.
JOSEP MARIA, el 21 de junio de 2017

Marcas de cuerdas y cintas que te pueden interesar:


×
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Más información