Estás en la página Pepita Bikes de Deporvillage
Anunciado en TV:
Pepita Bikes

En Pepita Bikes les gustan las bicis. Tras una larga experiencia en el mundo de la bicicleta fixie, decidieron girar el rumbo y crear las suyas, como les gustan. Para todos. Diseñan, distribuyen y comercializan sus fixed gear (bicis de piñón fijo) y así consiguieron un precio menor. Además hacen pocas de cada modelo, porque quieren fixies asequibles y especiales. Pepitas para todos.

Se oye por todas partes, pero quizá aún no sepas muy bien qué es una fixie, de dónde vienen y cómo han llegado a las calles de todas las ciudades del mundo.

¿Cómo son? Tienen todo lo que necesitas para andar: manillar, cuadro, sillín, pedales, cadena, piñón, plato y dos ruedas y no suelen no tener frenos, porque si dejas de pedalear, dejas de andar. Sin cambios de marchas porque solo tienen una. Sin piñón libre y por lo tanto, sin punto muerto.

Esto significa que si se mueven los pedales, se mueve la rueda trasera, y por lo tanto la bicicleta avanzará. Si quieres avanzar más despacio o parar, tendrás que reducir la marcha con los pedales hasta dejar de pedalear.

Aunque ahora suene a bicis de modernos, las bicicletas de piñón fijo son las primeras bicis generalistas que aparecieron, abriendo el camino al ciclismo a millones de personas. En 1890 se inventó el piñón libre, y desde entonces la tecnología y materiales han avanzado muchísimo, pero la esencia es la misma.

El retorno a lo básico y el control máximo del movimiento son algunos de los motivos del renacimiento de la llamada Cultura Fixie, aunque no podemos pasar por alto dos focos clave para entender cómo resurgieron las bicis de piñón fijo en la era de las Mountain Bike.

New York, década de 1980, los mensajeros del Bronx empezaron a recuperar las bicis más baratas que encontraron. Y se dieron cuenta de lo bien que funcionaban.

Japón, década de 1940, surge una modalidad de ciclismo de velódromo llamada Keirin, un sprint definitivo tras unas vueltas de calentamiento tras un ciclomotor. En 2000 se realiza la primera competición olímpica y se confirman las apuestas millonarias que hay alrededor.

Además de todos estos datos, lo que dicen los fixieros es que engancha. Una vez te acostumbras a pedalear con piñón fijo el rendimiento y el control aumentan, por lo que puedes conseguir mayor velocidad, precisión y diversión.

Al ser una máquina básica, el mantenimiento es barato y la personalización sencilla, lo que facilita a los usuarios conseguir componentes especiales y bicis únicas.

Leer másLeer más
Leer menos

Productos Pepita Bikes en:

3 artículos
×
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Más información


40% de descuento

40% de descuento en tu e-mail